Caminamos contra el cáncer de mama

El pasado sábado día 19 se celebró la tercera edición de la Marcha nórdica contra el cáncer de mama, organizado por la Asociacion Navarra de Pilates y Nordic walking y el Centro Eva Espuelas. Coincidiendo con los actos del Día internacional del cáncer de mama, más de trescientas personas disfrutaron de la práctica del Nordic Walking por un recorrido de lujo, previsto por la organización y que discurrió por los parques más emblemáticos de la ciudad.

Cinco kilómetros, partiendo de la Plaza de los fueros, para recorrer la Vuelta del Castillo, Antoniuti, Taconera, y buena parte de las murallas, hasta llegar al Vergel, el Parque de la Medialuna, y acabar en la Plaza del castillo, donde los participantes de la marcha se unieron a los actos previstos por la Asociación Saray de cáncer de mama.

Con esta actividad, se pretende dar a conocer los beneficios de esta práctica deportiva, que cada día gana más adeptos, a la sociedad en general, y en particular a aquellas personas que han padecido un cáncer de mama, ya que la marcha nórdica está particularmente indicada en el proceso de recuperación de esta enfermedad.

Los bastones de marcha nórdica,  además de aportar estabilidad, permiten la activación de la parte superior del cuerpo ejerciendo un empuje activo durante la marcha, poniendo en funcionamiento los músculos que no se activan cuando caminamos sin bastones y trabajando de forma simétrica ambos lados del cuerpo.

Además, permite repartir el trabajo entre la parte superior e inferior del cuerpo generando una sensación subjetiva del esfuerzo menor, aunque el gasto energético resulta mayor al implicar un mayor número de grupos musculares.

En el tratamiento del cáncer, se ha comprobado que pacientes que entrenan de forma regular, disminuyen y hacen frente de forma más eficaz a los efectos de los tratamientos (dolores articulares, peso corporal, fatiga, problemas de movilidad en el hombro y linfedema), mejorando también aspectos psicológicos como ansiedad, baja autoestima, percepción imagen corporal y seguridad, entre otros

La marcha nórdica es una actividad segura y accesible para todos y puede practicar desde distintos enfoques, salud, social, familiar, laboral y competición.

2019-10-24T16:52:11+00:0024/10/2019|Noticias|